Tendencias en la Huella de Carbono

Por Javier Ernesto Valencia. Consultor del curso Medición y gestión de la Huella de Carbono en Entornos Logísticos.

Si bien el futuro siempre es incierto, a juicio de diversos expertos existen una serie de tendencias globales que habrán de guiar la gestión logística de los próximos años. Aunque son muchos los cambios que se están dando en las últimas décadas, a corto plazo la logística se verá altamente influenciada por los siguientes factores:

  • El mercado presiona para la cuantificación de la huella de carbono.
  • Recuperación económica tras la crisis mundial iniciada en 2008.
  • Desarrollo de megaciudades.
  • Los smarthphones permean aún con mayor presencia en las actividades cotidianas.
  • Mayores presiones para garantizar una adecuada trazabilidad en la cadena de suministro.
  • Incremento de la fabricación personalizada.
  • Los canales de comercialización tienden a unificarse en un macrocanal.

En pocos puntos están tan de acuerdo los expertos como en que la medición y reducción de la huella de carbono dejará de ser una alternativa para las empresas, incluyendo las logísticas, para pasar a ser una obligación. Esto está motivado tanto por las regulaciones impuestas por el estado como por las presiones de los mercados, siendo las últimas las más importantes.

La importancia del calentamiento global es tal que no sería sorpresivo que en los próximos años la ONU incorporara en su nivel más alto una organización responsable de dirigir los esfuerzos para combatirlo. Así mismo, se espera que las regulaciones impuestas por los gobiernos a las empresas estén motivadas por fuertes presiones ciudadanas, principalmente en los países más desarrollados como EE.UU. y los miembros de la Unión Europea.

Con el fin de responder adecuadamente a los desafíos del cambio climático, las empresas de logística tendrán que invertir en tres áreas fundamentales: en investigación y desarrollo, en la actualización de sus flotas y en la formación y la educación continua de sus empleados.

Los proveedores de servicios logísticos líderes serán aquellos que proporcionen las mejores soluciones en lo relativo a emisiones de GEI. Este liderazgo, sin embargo, únicamente perdurará si dichas soluciones son perfeccionadas constantemente. Siendo esto uno de los motivos por los cuales se augura que los operadores logísticos habrán de jugar un papel preponderante en la definición de las regulaciones propias de la huella de carbono, de lo que ya se tiene evidencia hoy en día.

Para cumplir con los objetivos trazados, la logística de las próximas décadas deberá  enfocarse en temas como:

  • La eficiencia energética
  • El desarrollo de nuevas tecnologías
  • La cooperación con empresas competidoras
  • Hallar soluciones libres de emisiones
  • Búsqueda de fuentes energéticas alternas a los combustibles fósiles