La estrategia digital integral

Por Mario Freire. Consultor del curso  Planificación de Medios Digitales.

La integración de medios es un factor importante en las comunicaciones de una marca tal como hemos visto anteriormente y esto se acentúa cuando se trata de medios de naturaleza digital.

Durante mucho tiempo e incluso aún hoy, muchas marcas han utilizado los medios digitales de una forma poco adecuada, si se tiene en cuenta que se dispone de plataformas que permiten una presencia constante de las marcas y de consumidores que están conectados a ellas todos los días y varias veces durante el día.

Esa dinámica de las marcas en medios digitales ha tenido una forma de estas características:

Ilustración 31. Lo que no hay que hacer.  Fuente: Creación propia.

Esta dinámica hace que, para cada campaña, una marca deba desarrollar un micrositio nuevo, una fan page nueva, un perfil de Twitter nuevo o un canal de YouTube nuevo.

Y luego, al finalizar la campaña se deja de actualizar el micrositio, se deja de activar el fan page, el perfil de Twitter y el canal de YouTube, porque simplemente terminó la campaña y no hay una idea de continuidad.

Esto lleva a que, como resultado de esta dinámica, cada proyecto o campaña se deba comenzar desde cero, haciendo que los esfuerzos realizados terminen como acciones aisladas, descoordinadas e incluso a veces redundantes.  No se conservan datos de resultados de cada acción para entender la evolución de las campañas en forma consistente y además no se construye una identidad digital de las marcas a largo plazo.

La dinámica de la estrategia digital recomendada para una marca debe tener el espíritu del Always-On.

Se debe concebir la estrategia digital como el desarrollo constante de contenidos de la marca para las distintas plataformas.

Es preciso pensar la comunicación, desde la creatividad hasta la compra de espacios o el trabajo orgánico, como una conversación permanente “Always-On” entre la marca y el público a través de distintas plataformas y medios, desarrollando activos digitales de largo plazo.

Cada acción de comunicación de una marca debe sumar una detrás de la otra para dar como resultado en el público una percepción de presencia consistente, construyendo la identidad digital y generando datos históricos que permitan entender su evolución.

Ilustración 32. Lo que sí hay que hacer.  Fuente: Creación propia.